Skip to content

Importaciones

terminos

Las importaciones y exportaciones pueden parecer términos que tienen poco que ver con la vida cotidiana de la persona promedio, pero que de hecho pueden ejercer una profunda influencia tanto en el consumidor como en la economía. En la economía global interconectada de hoy, los consumidores están acostumbrados a ver productos y productos de todos los rincones del mundo en sus centros comerciales y tiendas locales. Estos productos en el extranjero, o las importaciones, brindan más opciones a los consumidores y los ayudan a gestionar los presupuestos familiares agotados. Pero demasiadas importaciones que llegan a un país en relación con las exportaciones, que son productos enviados desde el país a un destino en el extranjero, pueden distorsionar la balanza comercial de una nación y devaluar su moneda. El valor de una moneda, a su vez, es uno de los mayores determinantes del desempeño económico de una nación. Siga leyendo para saber cómo estos artículos mundanos del comercio internacional tienen una influencia de mayor alcance de lo que la mayoría de la gente imagina.

Según el método de gastos para calcular el producto interno bruto, el PIB anual de una economía es la suma total de C + I + G + (X – M), donde C, I y G representan el gasto del consumidor, la inversión de capital y el gasto gubernamental, respectivamente .

Si bien todos estos términos son importantes en el contexto de una economía, veamos más de cerca el término (X – M), que representa las exportaciones menos las importaciones o las exportaciones netas. Si las exportaciones exceden las importaciones, la cifra neta de exportaciones sería positiva, lo que indicaría que la nación tiene un superávit comercial. Si las exportaciones son menores que las importaciones, la cifra neta de exportaciones sería negativa, lo que indica que la nación tiene un déficit comercial.

Las exportaciones netas positivas contribuyen al crecimiento económico, algo que es intuitivamente fácil de entender. Más exportaciones significan más producción de fábricas e instalaciones industriales, así como un mayor número de personas empleadas para mantener estas fábricas en funcionamiento. El recibo de los ingresos de exportación también representa una entrada de fondos en el país, lo que estimula el gasto del consumidor y contribuye al crecimiento económico.

Por el contrario, las importaciones se consideran un lastre para la economía, como se puede medir a partir de la ecuación del PIB. Las importaciones representan una salida de fondos de un país ya que son pagos realizados por empresas locales (los importadores) a entidades extranjeras (los exportadores).

Sin embargo, las importaciones per se no son necesariamente perjudiciales para el rendimiento económico y, de hecho, son un componente vital de la economía. Un alto nivel de importaciones indica una fuerte demanda interna y una economía en crecimiento. Es aún mejor si estas importaciones son principalmente de activos productivos como maquinaria y equipo, ya que mejorarán la productividad a largo plazo.

Una economía sana, entonces, es una en la que tanto las exportaciones como las importaciones están creciendo, ya que esto típicamente indica fortaleza económica y un superávit o déficit comercial sostenible. Si las exportaciones crecen bien, pero las importaciones han disminuido significativamente, puede indicar que el resto del mundo está en mejor forma que la economía nacional. Por el contrario, si las exportaciones caen bruscamente pero las importaciones aumentan, esto puede indicar que la economía doméstica está obteniendo mejores resultados que los mercados de ultramar. El déficit comercial de EE. UU., Por ejemplo, tiende a empeorar cuando la economía está creciendo fuertemente. Sin embargo, el déficit comercial crónico del país no le ha impedido continuar siendo una de las naciones más productivas del mundo.

Dicho esto, un aumento del nivel de las importaciones y un creciente déficit comercial tienen un efecto negativo en una variable económica clave: el nivel de la moneda nacional frente a las monedas extranjeras, o el tipo de cambio.

Contenido

Importaciones, exportaciones y tipos de cambio

La interrelación entre las importaciones y exportaciones de un país y su tipo de cambio es complicada debido al ciclo de retroalimentación entre ellos. El tipo de cambio tiene un efecto sobre el superávit comercial (o déficit), que a su vez afecta el tipo de cambio, y así sucesivamente. En general, sin embargo, una moneda interna más débil estimula las exportaciones y encarece las importaciones. Por el contrario, una moneda interna fuerte obstaculiza las exportaciones y abarata las importaciones.

Usemos un ejemplo para ilustrar este concepto. Considere un componente electrónico con un precio de $ 10 en los EE. UU. Que se exportará a India. Supongamos que la tasa de cambio es de 50 rupias al dólar estadounidense. Ignorando el envío y otros costos de transacción como los aranceles de importación por el momento, el artículo de $ 10 le costaría al importador de la India 500 rupias. Ahora, si el dólar se fortalece frente a la rupia india a un nivel de 55, suponiendo que el exportador estadounidense deje sin cambios el precio de $ 10 para el componente, su precio aumentaría a 550 rupias ($ 10 x 55) para el importador indio. Esto puede obligar al importador indio a buscar componentes más baratos de otros lugares. La apreciación del 10% en el dólar frente a la rupia ha disminuido la competitividad del exportador estadounidense en el mercado indio.

Al mismo tiempo, considere un exportador de prendas de vestir en la India cuyo mercado principal es EE. UU. Una camisa que el exportador vende por $ 10 en el mercado de los EE. UU.