Skip to content

Inferencia

Inferencia

Para resumir rápidamente mis reacciones al libro de Angrist y Pischke: estoy muy de acuerdo con ellos en que el enfoque de resultados potenciales o de experimentos naturales es la forma más útil de pensar acerca de la causalidad en la economía y campos relacionados. Mis principales enmiendas a Angrist y Pischke serían reconocer que:

1. El modelado es importante, especialmente el modelado de las interacciones . Es desafortunado ver un debate entre experimentadores y modeladores. Algunos experimentadores (no Angrist y Pischke) cometen el error de evitar modelos: una vez que tienen sus datos experimentales, revisan sus cerebros en la puerta y no hacen más que simples diferencias, sin darse cuenta de cuánto más se puede aprender. Por el contrario, algunos modeladores son excesivamente desdeñosos con los experimentos y estudios observacionales formales, olvidando que (como se discutió en el Capítulo 7 del Análisis Bayesiano de Datos) un buen diseño puede hacer que la inferencia basada en modelos sea más robusta.

2. En el caso de un “experimento natural” o “variable instrumental”, la inferencia fluye hacia adelante desde el instrumento, no hacia atrás desde la pregunta causal. Las estimaciones basadas en variables instrumentales, discontinuidad de regresión y similares a menudo se presentan cuando el investigador tiene una pregunta causal y luego encuentra un instrumento o experimento natural para obtener la identificación. Sin embargo, creo que es más útil avanzar desde la intervención y observar todos sus efectos. Su estimación IV final o lo que sea no necesariamente cambiará, pero creo que mi enfoque es una forma más saludable de comprender lo que realmente puede aprender de su estudio.

Ahora a los artículos:

La revolución de la credibilidad en la economía empírica: cómo el mejor diseño de investigación está sacando provecho de la econometría
Joshua D. Angrist y Jörn-Steffen Pischke
Desde el memorable artículo de 1983 de Edward Leamer, “Vamos a sacar el peso de la econometría”, la microeconomía empírica ha experimentado una revolución de credibilidad. Si bien el remedio sugerido por Leamer, el análisis de sensibilidad, ha jugado un papel en esto, sostenemos que la mejora de la conducción del motor primario ha sido un enfoque en la calidad de los diseños de investigación empírica. Las ventajas de un buen diseño de investigación son quizás más evidentes en la investigación que utiliza asignación aleatoria. Comenzamos con una descripción general de la crítica de Leamer de 1983 y sus remedios propuestos. Luego abordamos los factores clave que vemos que contribuyen al trabajo empírico mejorado, incluida la disponibilidad de más y mejores datos, junto con los avances en la comprensión econométrica teórica, pero especialmente el hecho de que el diseño de investigación se ha movido al frente en gran parte del micro empírico. Ofrecemos una breve digresión sobre la macroeconomía y la organización industrial, donde el progreso, a nuestro entender, es menos dramático, aunque hay trabajo en ambos campos que nos parece alentador. Finalmente, discutimos la opinión de que el péndulo de diseño ha oscilado demasiado. Los críticos de los estudios impulsados ​​por el diseño argumentan que en la búsqueda de diseños de investigación limpios y creíbles, los investigadores buscan buenas respuestas en lugar de buenas preguntas. Respondemos brevemente a esta preocupación, que nos preocupa poco. los investigadores buscan buenas respuestas en lugar de buenas preguntas. Respondemos brevemente a esta preocupación, que nos preocupa poco. los investigadores buscan buenas respuestas en lugar de buenas preguntas. Respondemos brevemente a esta preocupación, que nos preocupa poco.

Edward E. Leamer
Mi primera reacción a “The Credibility Revolution in Empirical Economics”, escrita por Joshua D. Angrist y Jörn-Steffen Pischke, fue: ¡Guau! Este documento presenta un caso asombrosamente bueno para confiar en experimentos aleatorizados o accidentalmente aleatorizados para aliviar las dudas que afligen las inferencias de datos no experimentales. Reflexionándome un poco más, me di cuenta de que podía haberme visto superado por la exuberancia irracional. Además, con este gran honor otorgado a mi artículo de “estafa”, no podría arrojar fácilmente a este niño mío por la borda. Como afirman convincentemente Angrist y Pischke, los experimentos aleatorizados a propósito o los experimentos “naturales” aleatorios pueden ser extremadamente útiles, pero Angrist y Pischke me parecen exagerar los beneficios potenciales del enfoque. Comienzo con algunas reflexiones sobre los límites inevitables de la aleatorización y la necesidad de un análisis de sensibilidad en esta área, como en todas las áreas de trabajo empírico aplicado. Sostengo que la reciente catástrofe financiera es una poderosa ilustración del hecho de que la extrapolación de experimentos naturales será inevitablemente peligrosa. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos.

Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias. y la necesidad de un análisis de sensibilidad en esta área, como en todas las áreas de trabajo empírico aplicado. Sostengo que la reciente catástrofe financiera es una poderosa ilustración del hecho de que la extrapolación de experimentos naturales será inevitablemente peligrosa. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos. Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias. y la necesidad de un análisis de sensibilidad en esta área, como en todas las áreas de trabajo empírico aplicado. Sostengo que la reciente catástrofe financiera es una poderosa ilustración del hecho de que la extrapolación de experimentos naturales será inevitablemente peligrosa. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos. Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias. Sostengo que la reciente catástrofe financiera es una poderosa ilustración del hecho de que la extrapolación de experimentos naturales será inevitablemente peligrosa. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos.

Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias. Sostengo que la reciente catástrofe financiera es una poderosa ilustración del hecho de que la extrapolación de experimentos naturales será inevitablemente peligrosa. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos. Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos. Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias. Discuto cómo las dificultades del trabajo econométrico aplicado no pueden evadirse con innovaciones econométricas, ofreciendo como ejemplos algunas dificultades poco reconocidas con variables instrumentales y errores estándar robustos. Concluyo con comentarios sobre las deficiencias de un paradigma experimentalista aplicado a la macroeconomía, y algunas advertencias sobre la voluntad de los economistas aplicados de aplicar metodologías de botón sin suficiente reflexión sobre su aplicabilidad y deficiencias.

Una perspectiva estructural en la escuela experimental
Michael P. Keane

Lo que siempre me ha molestado acerca de la escuela “experimentalista” es la falsa sensación de certeza que transmite. Mi opinión, al igual que la de Leamer, es que no hay forma de escapar al papel de las suposiciones en el trabajo estadístico, por lo que nuestras conclusiones siempre serán contingentes. Por lo tanto, debemos ser cautelosos acerca de nuestro grado de conocimiento. Presento algunas lecciones para economía del campo del marketing, un campo donde se ha logrado un amplio consenso sobre muchos temas clave en los últimos veinte años. En marketing, 1) el paradigma estructural es dominante, 2) los datos son mucho mejores que en algunos campos de la economía, y 3) hay un gran énfasis en la validación externa. Por supuesto, la buena información siempre ayuda. Enfatizo que la capacidad de hacer experimentos controlados no obvia la necesidad de la teoría, y finalmente abordo diferentes enfoques para la validación del modelo.

Pero la economía no es una ciencia experimental
Christopher A. Sims

El hecho es que la economía no es una ciencia experimental y no puede ser. Los experimentos “naturales” y los “cuasi” experimentos no son experimentos. Son dispositivos retóricos que a menudo se invocan para evitar tener que enfrentar dificultades econométricas reales. Los experimentos naturales, cuasi y computacionales, así como el diseño de discontinuidad de regresión, todos pueden ser útiles, si se aplican bien, pero ninguno es una panacea. El ensayo de Angrist y Pischke, en su entusiasmo por algunos logros reales en ciertos subcampos de la economía, hace reclamos excesivos por sus metodologías favoritas. Lo que dice el ensayo sobre macroeconomía es básicamente absurdo. En consecuencia, dedico la parte central de mi comentario a describir los principales desarrollos que han ayudado a sacar algo de la macroeconomía. Entusiasmo reciente por una sola ecuación, lineal, Los enfoques de variables instrumentales en la microeconomía aplicada han llevado a muchos en estos campos a evitar emprender investigaciones que les exigirían pensar formal y cuidadosamente sobre los temas centrales de la inferencia no experimental: lo que veo y muchos ven como el núcleo de la econometría. Brindar asesoramiento sobre políticas empíricamente fundamentado necesariamente implica confrontar estos problemas centrales difíciles.

Tomando el Dogma de la Econometría: Modelado Estructural e Inferencia Creíble
Aviv Nevo y Michael D. Whinston
Sin duda, ha habido una “revolución de la credibilidad” en la econometría aplicada. Un desarrollo contribuyente ha sido la mejora y el aumento del uso en el análisis de datos de “métodos estructurales”; es decir, el uso de modelos basados ​​en la teoría económica. El modelado estructural nos intenta datos para identificar los parámetros de un modelo económico subyacente, basado en modelos de elección individual o relaciones agregadas derivadas de ellos. La estimación estructural tiene una larga tradición en economía, pero mejores y mayores conjuntos de datos, computadoras más potentes, mejores métodos de modelado, técnicas computacionales más rápidas y nuevos métodos econométricos como los mencionados anteriormente han permitido a los investigadores realizar mejoras significativas. Mientras Angrist y Pischke elogian los éxitos del trabajo empírico que estima los “efectos del tratamiento” basados ​​en experimentos reales o cuasi-experimentales, son mucho menos optimistas sobre el análisis estructural y mantienen la organización industrial como un ejemplo donde “el progreso es menos dramático”. Al leer su artículo uno sale con la impresión de que solo hay una forma única de llevar a cabo un análisis empírico creíble. Esto nos parece un enfoque muy estrecho y dogmático al trabajo empírico; el análisis creíble puede tener muchas formas, tanto estructurales como no estructurales, y para algunas preguntas el análisis estructural ofrece importantes ventajas. En este comentario, abordamos la crítica del análisis estructural y su uso en la organización industrial,

La otra transformación en la práctica econométrica: herramientas robustas para la inferencia
James H. Stock
Angrist y Pischke destacan un aspecto de la investigación que ha transformado positivamente la práctica econométrica y la enseñanza. Enfatizan el surgimiento de experimentos y cuasi-experimentos como fuentes creíbles de identificación en estudios microeconométricos, que utilizan como “investigación basada en el diseño”. Pero al hacerlo, pierden una parte importante de la historia: un segundo capítulo de investigación dirigido a desarrollando herramientas de inferencia robustas para supuestos de modelado subsidiario. Mi primer objetivo en estas observaciones, por lo tanto, es destacar algunos desarrollos clave en esta área. Luego me dirijo al llamado de Angrist y Pischke para adoptar experimentos y cuasi-experimentos en macroeconomía; aunque soy comprensivo, sospecho que el alcance de tales estudios es limitado.

Variación geográfica en las diferencias de género en los puntajes de las pruebas
Devin G. Pope y Justin R. Sydnor
Las causas y las consecuencias de las disparidades de género en los puntajes de las pruebas estandarizadas, especialmente en los altos puntajes de los logros, han sido un tema de acalorado debate. La evidencia existente sobre puntajes de pruebas estandarizadas confirma en gran medida los estereotipos prevalecientes de que más hombres que mujeres sobresalen en matemáticas y ciencias, mientras que más mujeres que hombres sobresalen en las pruebas de lenguaje y lectura. Proporcionamos una nueva perspectiva sobre esta brecha de género en los puntajes de las pruebas al analizar la variación en estas disparidades entre áreas geográficas. Ilustramos que las proporciones hombre-mujer de los estudiantes que obtienen puntajes en los altos rangos de las pruebas estandarizadas varían significativamente en los Estados Unidos. Esta variación es sistemática de varias maneras importantes. En particular, estados en los que los varones están muy sobrerrepresentados en los primeros puntajes de matemáticas y ciencias también tienden a ser estados en los que las mujeres están muy sobrerrepresentadas en los puntajes máximos de lectura. Este patrón sugiere que los estados varían en su adhesión al desempeño de género estereotípico, en lugar de favorecer a un sexo sobre el otro en todas las materias. Además, dado que la distinción genética y las diferencias hormonales entre sexos que podrían afectar el desarrollo cognitivo temprano (es decir, las habilidades innatas) probablemente sean las mismas independientemente del estado en el que una persona nazca, la variación que encontramos habla de la naturaleza -versus-nurture debates que rodean los puntajes de los exámenes y sugiere ambientes que impactan significativamente las disparidades de género en los puntajes de los exámenes. Este patrón sugiere que los estados varían en su adhesión al desempeño de género estereotípico, en lugar de favorecer a un sexo sobre el otro en todas las materias. Además, dado que la distinción genética y las diferencias hormonales entre sexos que podrían afectar el desarrollo cognitivo temprano (es decir, las habilidades innatas) probablemente sean las mismas independientemente del estado en el que una persona nazca, la variación que encontramos habla de la naturaleza -versus-nurture debates que rodean los puntajes de los exámenes y sugiere ambientes que impactan significativamente las disparidades de género en los puntajes de los exámenes. Este patrón sugiere que los estados varían en su adhesión al desempeño de género estereotípico, en lugar de favorecer a un sexo sobre el otro en todas las materias. Además, dado que la distinción genética y las diferencias hormonales entre sexos que podrían afectar el desarrollo cognitivo temprano (es decir, las habilidades innatas) probablemente sean las mismas independientemente del estado en el que una persona nazca, la variación que encontramos habla de la naturaleza -versus-nurture debates que rodean los puntajes de los exámenes y sugiere ambientes que impactan significativamente las disparidades de género en los puntajes de los exámenes.

La Brecha de Género en las Matemáticas de la Escuela Secundaria en Altos Niveles de Logro: Evidencia de las Competencias Americanas de Matemáticas
Glenn Ellison y Ashley Swanson
Este documento utiliza una nueva fuente de datos, Competencias Americanas de Matemáticas, para examinar la brecha de género entre los estudiantes de secundaria con niveles de logro muy altos. Los datos muestran varios hechos nuevos. Existe una gran brecha de género que se ensancha dramáticamente en percentiles por encima de los que pueden examinarse utilizando fuentes de datos estándar. Un análisis de la heterogeneidad no observada indica que solo hay una variación moderada en la brecha de género en las escuelas. Las niñas de más alto rendimiento en los EE. UU. Se concentran en un pequeño grupo de escuelas de élite, lo que sugiere que casi todas las niñas con la capacidad de alcanzar altos niveles de logros de matemáticas no lo hacen.

Explicando la Brecha de Género en los Puntajes de las Pruebas de Matemáticas: El Papel de la Competencia
Muriel Niederle y Lise Vesterlund
La media y la desviación estándar en el rendimiento en los puntajes de las pruebas de matemáticas son solo un poco mayores para los hombres que para las mujeres. A pesar de las pequeñas diferencias en el rendimiento medio, muchos más niños que niñas se desempeñan en la cola derecha de la distribución. Esta brecha de género ha sido documentada para una serie de pruebas de matemáticas que incluyen la prueba de cálculo AP, el SAT de matemáticas y la parte cuantitativa del Graduate Record Exam (GRE). El objetivo de este trabajo no es discutir si las habilidades matemáticas de hombres y mujeres difieren, ya sea por nutrición o por naturaleza. Más bien argumentamos que los puntajes de las pruebas informadas no necesariamente coinciden con las diferencias de género en las habilidades matemáticas. Presentaremos los resultados que sugieren que la evidencia de una gran brecha de género en el rendimiento de las matemáticas en altos percentiles en parte se puede explicar por la forma diferente en que los hombres y las mujeres responden a los entornos competitivos de toma de exámenes. Los efectos en entornos de sexo mixto van desde mujeres que no logran un buen desempeño en competencias, hasta mujeres que huyen de entornos en los que tienen que competir. Encontramos que la respuesta a la competencia difiere para hombres y mujeres, y en el entorno examinado, la diferencia de género en el rendimiento competitivo no refleja la diferencia en el desempeño no competitivo. Argumentamos que las presiones competitivas asociadas con la toma de pruebas pueden dar como resultado actuaciones que no reflejan las de entornos menos competitivos. De particular preocupación es que la distorsión es probable que varíe según el género y que puede causar diferencias de género en el rendimiento para ser particularmente grande en matemáticas y para la cola derecha de la distribución del rendimiento. Por lo tanto, la brecha de género en los puntajes de las pruebas de matemáticas puede exagerar la ventaja matemática de los hombres sobre las mujeres.

Organización industrial empírica: un informe de progreso
Liran Einav y Jonathan Levin
El campo de la organización industrial ha logrado avances dramáticos en las últimas décadas en el desarrollo de métodos empíricos para analizar la competencia imperfecta y la organización de los mercados. Estos nuevos métodos se han difundido ampliamente: en las revisiones de fusiones y litigios antimonopolio, la toma de decisiones regulatorias, la fijación de precios por parte de los minoristas, el diseño de subastas y mercados, y en campos vecinos en economía, mercadotecnia e ingeniería. El aumento del acceso a datos a nivel de empresa y, en algunos casos, la capacidad de cooperar con empresas o gobiernos en diseños de investigación experimental ofrece nuevos entornos y oportunidades para aplicar estas ideas en el trabajo empírico. Este ensayo comienza con un boceto de cómo el campo ha evolucionado a su estado actual, en particular, cómo el énfasis del campo ha cambiado con el tiempo de los intentos de relacionar las medidas agregadas entre las industrias hacia estudios más específicos de industrias individuales. La segunda y principal parte del ensayo describe varias áreas activas de investigación. También discutimos algunos de los impactos de esta investigación y especificamos los temas en los que los esfuerzos de investigación han sido más o menos exitosos. La última sección retrocede para ofrecer una perspectiva más amplia. Abordamos algunos debates actuales sobre el énfasis de la investigación en el campo, y más ampliamente sobre métodos empíricos, y ofrecemos algunas reflexiones sobre dónde podría ir la investigación futura. También discutimos algunos de los impactos de esta investigación y especificamos los temas en los que los esfuerzos de investigación han sido más o menos exitosos. La última sección retrocede para ofrecer una perspectiva más amplia. Abordamos algunos debates actuales sobre el énfasis de la investigación en el campo, y más ampliamente sobre métodos empíricos, y ofrecemos algunas reflexiones sobre dónde podría ir la investigación futura. También discutimos algunos de los impactos de esta investigación y especificamos los temas en los que los esfuerzos de investigación han sido más o menos exitosos. La última sección retrocede para ofrecer una perspectiva más amplia. Abordamos algunos debates actuales sobre el énfasis de la investigación en el campo, y más ampliamente sobre métodos empíricos, y ofrecemos algunas reflexiones sobre dónde podría ir la investigación futura.

El intercambio colombino: una historia de las enfermedades, los alimentos y las ideas
Nathan Nunn y Nancy Qian
Este documento proporciona una visión general de los impactos a largo plazo del intercambio colombino, es decir, el intercambio de enfermedades, ideas, cultivos alimentarios, tecnologías, poblaciones , y las culturas entre el Nuevo Mundo y el Viejo Mundo después del viaje de Cristóbal Colón a las Américas en 1492. Nos centramos en los aspectos del intercambio que han sido más descuidados por los estudios económicos; es decir, la transferencia de enfermedades, cultivos alimentarios y conocimiento entre los dos mundos. Prestamos especial atención a los efectos del intercambio en el Viejo Mundo.

Auditorías corporativas y cómo arreglarlas
Joshua Ronen

Se supone que los auditores deben ser perros guardianes, pero en la última década, a veces parecían perros falderos, más interesados ​​en servir a las compañías auditadas que en asegurar un flujo de información precisa a los inversionistas. La profesión de auditoría se basa en lo que parece una enfermedad estructural: los auditores son pagados por las compañías que auditan. Un viejo proverbio alemán dice: “Cuyo pan como, canté su canción”. Si bien este dicho fue originalmente una oración de acción de gracias, el viejo proverbio adquiere un significado más oscuro para quienes estudian la profesión de auditoría. Este documento comienza con una visión general de la práctica de las auditorías, la profesión de auditoría y los problemas que los auditores siguen enfrentando en términos no solo de proporcionar auditorías de alta calidad, sino también de proporcionar auditorías que los inversores se sientan cómodos confiando en que sean de alta calidad. . A continuación, se centra en una serie de reformas que se han propuesto, incluidas formas de mejorar la reputación, la reforma de responsabilidad, capitalizar o asegurar empresas de auditoría, y una mayor competencia en la profesión de auditoría. Sin embargo, ninguna de estas reformas sugeridas, individual o colectivamente, corta la relación de agencia entre la administración del cliente y los auditores. Como resultado, el conflicto de intereses, aunque puede ser mitigado por algunas de estas reformas, continúa amenazando la independencia de los auditores, tanto reales como percibidos. En conclusión, analizaré mi propia propuesta de seguro de estados financieros, que redefiniría la relación entre los auditores y las empresas de tal manera que los auditores ya no estarían en deuda con la administración. capitalizar o asegurar a las firmas de auditoría, y una mayor competencia en la profesión de auditoría. Sin embargo, ninguna de estas reformas sugeridas, individual o colectivamente, corta la relación de agencia entre la administración del cliente y los auditores. Como resultado, el conflicto de intereses, aunque puede ser mitigado por algunas de estas reformas, continúa amenazando la independencia de los auditores, tanto reales como percibidos. En conclusión, analizaré mi propia propuesta de seguro de estados financieros, que redefiniría la relación entre los auditores y las empresas de tal manera que los auditores ya no estarían en deuda con la administración. capitalizar o asegurar a las firmas de auditoría, y una mayor competencia en la profesión de auditoría. Sin embargo, ninguna de estas reformas sugeridas, individual o colectivamente, corta la relación de agencia entre la administración del cliente y los auditores. Como resultado, el conflicto de intereses, aunque puede ser mitigado por algunas de estas reformas, continúa amenazando la independencia de los auditores, tanto reales como percibidos. En conclusión, analizaré mi propia propuesta de seguro de estados financieros, que redefiniría la relación entre los auditores y las empresas de tal manera que los auditores ya no estarían en deuda con la administración. Como resultado, el conflicto de intereses, aunque puede ser mitigado por algunas de estas reformas, continúa amenazando la independencia de los auditores, tanto reales como percibidos. En conclusión, analizaré mi propia propuesta de seguro de estados financieros, que redefiniría la relación entre los auditores y las empresas de tal manera que los auditores ya no estarían en deuda con la administración. Como resultado, el conflicto de intereses, aunque puede ser mitigado por algunas de estas reformas, continúa amenazando la independencia de los auditores, tanto reales como percibidos. En conclusión, analizaré mi propia propuesta de seguro de estados financieros, que redefiniría la relación entre los auditores y las empresas de tal manera que los auditores ya no estarían en deuda con la administración.

porcentaje

Porcentaje

pagare

Pagaré

terminos

Materia

Incoterms

Incoterms

terminos

Logistica

terminos

Bonos

economia

Subastas

terminos

Depreciacion

Pasivos

terminos

Materia

terminos

Filtracion

Logo-SOMOS-sindicalistas-grande

Sindicatos

terminos

CDF

terminos

Fianza

Contenido